Éxito con mis libros

protocolo empresarial

El éxito con tus libros depende de ti y de lo que estés dispuesto o dispuesta a invertir, y no hablo solo de euros.

¿Cómo conseguir el éxito con mis libros? Invirtiendo años, esfuerzo, empeño, constancia. Un escritor de verdad no se hace en 30 días (como he leído por ahí).

Un escritor no es autodidacta cuando comienza a descubrir su vocación. Es una persona que ha descubierto que posee un talento. La formación también cuenta para los escritores. 

Pero ¿Cómo conseguir el éxito con mis libros?

  • Inscríbete en más de un curso de escritura
  • Práctica la escritura al menos dos veces por semana
  • Guarda lo escrito y revisa semanas después
  • Busca a un buen asesor, o asesora, literario
  • Asegúrate de que contratas servicios con personas acreditadas.
  • Empieza tu proyecto literario con ayuda del coach
  • Escribe, escribe, escribe…
  • Revisa, revisa, revisa…
  • Guarda las prisas
  • Contrata un corrector profesional
  • Antes de publicar tu libro, registrálo
  • Ahora, te toca saber cómo funciona el sector editorial
  • Estudia sobre el mercado editorial, distribuidores, libreros, promoción y venta de libros
  • Ahora: busca una editorial de verdad, con profesionales de verdad
  • Si prefieres perder más años buscando una editorial tradicional, tú mismo (a)
  • Una vez publicado tu libro, con la asesoría de tu editorial y tu propia creatividad, te toca realizar el marketing para la difusión de tu obra. Hay muchos métodos y maneras de llegar a los lectores
  • Realiza presentaciones de tu libro (hay muchos lugares donde podrás hacerlo)
  • Sigue escribiendo

¿Cómo conseguir el éxito con tus libros? Un escritor de verdad es un esclavo de su oficio y lo disfruta inmerso en su masoquismo,  jugando con las palabras, viviendo con sus personajes. Un escritor de verdad es el que además logra que el lector también lo viva.

Si de vedad crees que basta con tener un don, entonces la magia existe y los milagros forman a parte de la vida cotidiana. Si piensas que todo don necesita de atención, desarrollo, formación, pisas con fuerza: llegarás a ser un buen escritor.

Para llegar a la mesa de un editor has de destacar entre cientos, miles, centenares de manuscritos que las editoriales reciben a diario. Toma un libro de un gran escritor. Lee. Piensa, ¿tienes tú suficiente calidad como para convencer a un editor que financie la publicación? 

No, no basta ni siquiera con tener calidad, se necesita tener una trayectoria y te toca ser un, o una, emprendedor.

 

 

Si quieres ser un verdadero escritor te toca aprender; y no solo hablo de aprender a escribir. Conocer y comprender todo lo que conlleva este oficio te evitará muchos disgustos.

¡Debería incluirse como carrera universitaria! 

¿Estás dispuesto, dispuesta, a conseguir el éxito de tus libros?

Añade aquí tu texto de cabecera

Un escritor no es solo una persona que escribe

Un escritor no es solo una persona que escribe

Escritor no es solo quien escribe

Un escritor, o escritora, no es solo una persona que escribe. Un escritor lleva años sudando chorros de tinta, escribiendo con empeño y constancia. Un escritor también estudia la técnica y aprende a manejar con soltura las herramientas y los recursos de la escritura.

A nuestra editorial llegan decenas de manuscritos escritos más por necesidad que por oficio. Es cierto que cuando una persona escribe, siente tan fuertes emociones que necesita compartirlo ya mismo, y a cuantas más personas mejor. Esa impulsividad puede pasarnos factura.

Si solo escribes por el mero hecho de escribir, volcar emociones, plasmar ideas, desahogar situaciones o conocerte un poco (o mucho) mejor: felicitaciones. Pero si escribes para publicar un libro y llegar al público lector, recalco: un escritor no es solo una persona que escribe. 

Escribir es un oficio. Ser escritor requiere de un aprendizaje que dura lo que le dure la vida. La práctica hace al maestro, pero también es necesario conocer cómo se escribe un libro, cómo se registra antes de darlo a conocer. Los requisitos legales para publicarlo. Y cuando ya has invertido años en hacerlo, llega otra de las tareas que pocos escritores tienen en cuenta, indagar, investigar y conocer cómo funciona una editorial.

Y cuando ha aprendido a escribir y sabe dónde y cómo publicar su libro, debe saber qué es una distribuidora y cómo trabajan los distribuidores. Qué opciones tiene con los libreros y por qué en las librerías es complicado colocar sus títulos. 

Y ya, una vez trabajado duro, le toca la ardua tarea de darlo a conocer. El escritor  es un empresario que debe dar a conocer sus obras aunque lo haya publicado con una editorial. Es su criatura, su producto, su obra, parte de su persona. Los escritores no deberían dejar todo en manos de los editores que trabajan para dar salida a decenas de títulos, la editorial debe asesorarle y ayudarle, por supuesto, pero el escritor no debería pensar que como ya ha escrito un libro, lo demás le corresponde al prójimo. 

Un escritor que ama el oficio y quiere llegar al público lector no es solo una persona que escribe, es un emprendedor, un empresario, es alguien dispuesto a dejarse las horas y el sudor por llegar al público lector.

 

¿Quieres ser escritor o escritora?