¿Conoces el Oficio de escribir?

¿Conoces el Oficio de escribir?

Si no conoces el oficio, no lograrás convertir tu afición en una posible profesión.

Escribimos por vocación. Escribir es un acto impulsivo que nos provoca sensaciones que, a veces, no encontramos en otro lugar más que en la escritura. El pensamiento del escritor se convierte en literatura viva. Es una manera de vivir tantas vidas sea capaz de inventar.

Una vez escritas, reescritas, revisadas, corregidas, pulidas, trabajadas y entregadas a un corrector profesional… llega el momento no menos arduo de dar a conocer nuestras obras.

Pero: ¿el mero acto de escribir nos convierte en escritores…? Son muchas las personas que escriben, pero pocos los escritores. No basta con tener el don para escribir. Como todo arte, se requiere potenciar esas capacidades innatas que ya nacieron en el mismo lecho donde por primera vez, le abrimos los ojos al mundo. Un escritor ha de practicar la escritura sabiendo qué herramientas tiene en su “mesa de escritorio” para utilizarlas después a su antojo. Es muy buena elección tomar cursos de escritura adaptados y personalizados. Sí “adaptados y personalizados”, de otra manera, te sale más rentable comprar libros sobre escritura, que existe una amplia bibliografía.

Algunos pequeños consejos:

Primero: registra tus derechos de autor. Busca tu oficina más cercana en el Registro de la Propiedad Intelectual.

Segundo: si vas a presentarte a un concurso literario, asegúrate que se trata de una convocatoria que no se sirva del concurso para venderte ejemplares después.

Tercero: si has decido publicar tu obra, piensa que el hecho de haber escrito un libro no te garantiza que una editorial vaya a comprar tus derechos de autor. Nunca fue fácil conseguir una editorial que financie obras de autores noveles, y hoy en día, resulta aún más complicado. Los grandes grupos editoriales (tradicionales) están dejando de aceptar manuscritos, y se limitan a convocar concursos anuales y a publicar los libros “ganadores”; premios que suelen estar otorgados de antemano. Las editoriales tradicionales buscan obras de autores ya publicados que tengan un gran número de seguidores, por ejemplo, en redes sociales e Internet. 

Y una editorial, ¿sabes lo que es?

publicar un libro

Si comenzamos por entender que una editorial es una empresa, entenderemos que la editorial tradicional ha de garantizarse unas ganancias. Puede apostar por un autor novel entre millones. Como echar un boleto a la lotería. Una editorial tradicional gana según las ventas del libro.

Pero no te desanimes, si eres escritor ya tienes una gran recompensa, la que te aporta escribir. Si te esfuerzas, adquieres la mínima calidad que requiere un libro, te informas, te lanzas, apuestas por ti mismo y das con profesionales de verdad, ya estás dando pasos para dar tu obra a conocer. No es fácil, pero tampoco imposible porque el trabajo constante, los sueños que se persiguen, las historias que merecen la pena, siempre tienen su recompensa y su espacio en un mar inmenso de libros.

Si deseas recibir una valoración de tu obra junto con una propuesta de trabajo para convertir tu afición en oficio, envía un correo electrónico a gestora@eldesvandelasletras.com



Share This