¿Por qué no me publica una editorial?

Maquina escribir11¿Y quién ha dicho que no?

Para no llevarnos decepciones: una editorial es una empresa que ofrece un servicio, como cualquier otra empresa. Una editorial tradicional que invierte en la publicación de una obra, ha de garantizarse un beneficio, pues es una empresa. Una editorial de autoedición cobra por un servicio: es una empresa.

¿Pero por qué no llega un sello editorial y apuesta por mi obra? Porque no puede garantizarse la recuperación de su inversión inicial a no ser que ya hayas demostrado que tus libros se venden.

¿Y cómo lo voy a hacer si no me dan la oportunidad? Es tu sueño. Se quieres una oportunidad tendrás que dártela tú mismo/a. Ya lo hicieron antes los ahora escritores conocidos y publicados por las grandes empresas editoriales.

Pero los tiempos están cambiando. Ahora las editoriales tradicionales no aceptan manuscritos. Solo publican a aquellos autores que presenten sus obras a los concursos que convocan anualmente. Incluso están dejando de publicar a autores de su cartera editorial. Buscan autores por Internet, libros que ya estén dándose a conocer y que tengan un número válido de seguidores. Y para ello, el escritor ha de autopublicarse.

¿Pagar porque me publiquen? Claro, hacer un libro requiere de un tiempo, esfuerzo y diversos empleados: maquetadores, diseñadores, editores, correctores, etc. Estas personas trabajan, como todas las personas a cambio de un salario y este salario no lo perciben por vender libros, sino por hacerlos.

Yo he realizado un trabajo, me han de pagar por ello: Tú has escrito un libro, porque sientes la vocación y la necesidad de escribir. ¿Por qué habrían de pagarte por ello? Lo harán cuando vendas libros y te llevarás los porcentajes de venta que te correspondan.

Una editorial tradicional reparte beneficios de venta de un libro entre: librero, distribuidor, autor, editor… ¿cuánto le queda a cada uno, dos euros, tres…? ¿Cuántos libros se han de vender para que sea rentable para todos?, ¿10.000, 100.000? Sí, claro que hay autores que venden incluso más, montones de libros por todo el mundo. Pero estos autores son los menos. ¿Cómo va a garantizarse un editor que venderás 100.000 ejemplares? Ah, claro, a través de la distribución y promoción del libro. Por supuesto que un libro debe divulgarse, ha de tener una buena cadena de distribución, pero el hecho que una editorial tenga todos estos medios no garantiza que el lector vaya a comprar el libro. Sí, es cierto que es más probable que se compre si está en una librería que si no lo está. Pero los editores (medianos y pequeños) lo tiene muy difícil para llegar a la librería.

Los distribuidores y los libreros se desviven por comercializar los libros de los grandes sellos editoriales. Dejan para más tarde los libros publicados por pequeñas y medianas empresas editoriales. ¿Por qué?, lógico, al igual que el editor tradicional gana de vender libros y si no los vende, todo el esfuerzo de almacenaje, comercialización, depósitos, devoluciones, etc. le llevaría a la ruina.

Al igual que el editor, el distribuidor y el librero quieren garantías antes de colocar un libro de cara al lector.

Pues sí que es complicado ser escritor: mucho. Pero ser escritor es un don vocacional. Escribimos por placer y pocos escriben para ganarse la vida. Cierto que hay por ahí muchos autores que aun siendo desconocidos venden muchos libros, lo hacen porque además de contar con los medios que una editorial debe ofrecerle, él mismo difunde su obra y la da a conocer. Pero, ¿cuántos viven de la escritura? Ni los grandes autores de la literatura pueden dedicarse por entero a escribir, excepto algunos, muy pocos, y no durante toda su vida.

Un escritor publica su libro por el mero placer de ver su obra engalanada y por la satisfacción de saber que puede ser leído por personas ajenas a él.

No obstante, si tu obra es buena, pero buena de verdad. Si la has escrito, revisado, releído, pulido; si de verdad merece la pena, llegará a las estanterías de las librerías y conseguirás lectores. Pero aun así, ¿cómo saber que el libro es bueno? Dándolo a conocer para que el “boca a boca”, haga su función; que al fin y al cabo es lo que más vende.

Cultiva Libros es una editorial en vías de expansión. Hace su función: publicar, promocionar y distribuir los libros. Una editorial que te publica un libro y te envía cajas enormes para que tú los vendas, los regales o te los guardes es una “imprenta”. Una editorial, por duro que sea, ha de esforzarse en conseguir un hueco entre los centenares de libros que se publican anualmente. Aunque no abarque todos los estantes, ha de estar presente en algunos; ha de hacer su labor de editor y debe involucrarse en la divulgación de su catálogo editorial.

No se le pueden ofrecer ningún tipo de garantías a los escritores noveles, porque ¿cómo saber cuántos libros venderán? Pero sí se le puede garantizar y demostrar el esfuerzo que la editorial hace por darlos a conocer.

Así lo hacemos nosotros aunque no ganemos un solo euro por vender un libro. Porque entendemos que como editorial, no podemos quedarnos tan solo en la producción de un libro. Entonces, un escritor no necesitaría a un editor, podría publicarse el mismo su libro siendo su propio editor.

Y ten por seguro que si, una vez publicado, tu obra comienza a tener valor en el mercado, entonces sí; entonces llegará un gran sello editorial y te reclamará para que formes parte de su cartera de autores. En Cultiva Libros también compramos derechos de autor y apostamos por las obras de los autores que habiendo publicado con nosotros, han demostrado su capacidad con la ayuda de nuestra editorial; a la hora de dar a conocer su obra.

Como ya os he comentado en otras ocasiones, la industria editorial está cambiando. Las editoriales tradicionales están cambiando y están creando sellos de autoedición. Cada vez son más inaccesibles.

No pretendo desmoralizar al escritor; sino ayudarle a comprender qué es una editorial y por qué no puede publicar los miles de manuscritos que recibe a diario.

Soy escritora y llevo más de 15 años trabajando en el sector editorial. Sé muy bien cómo funciona la industria, pues he trabajando con editoriales tradicionales y de autoedición.

Hace poco escribí un libro junto con un autor de Planeta Austral, y debo decir que esto no garantiza que vayan a publicarlo, ni siquiera a leerlo. Yo misma, que trabajo en una editorial, no puedo garantizar que mis libros, publicados por el sello editorial al que dedico mi vida laboral, vayan a estar en las estanterías de todas las librerías porque dependo del distribuidor y de la calidad que puedan tener mis obras.

Pero estoy satisfecha con la labor que hacemos a diario aunque a veces no sea reconocido el esfuerzo, porque seguimos creciendo y abriendo mercado, porque aunque no lleguemos a desbancar a los grandes sellos editoriales, ni lo pretendemos, ya somos una gran editorial.

Si quieres saber más, puedes escribirme a: gestora@eldesvandelasletras.com

Un placer compartir palabras.

Mercedes González

4 thoughts on “¿Por qué no me publica una editorial?

  1. Muy acertado tu análisis. Los más veteranos, los que hemos insistido en apostar por la experiencia —y creo que esto cabe a todos los que hoy trabajamos profesionalmente—, debimos arribar a la realidad que comentas. Lo que sucede es que, para los novatos, la verdad nunca es oportuna tornándose imperioso saber manejar los tiempos.
    Cuando comencé a escribir para editoriales, lo hice gratis con seudónimo y muchas veces como negro. Solo me atreví a reclamar mi nombre en las portadas, cuando comprendí que ya no cometía tantos errores.

    • Trabajar como “negro” es otra historia, amigo Eduardo. Como negro, tú escribes y otro firma tu obra. Como autor, puedes trabajar con editoriales que no solo te impriman el libro como tu mandes, sino que además se involucre en la promoción y venta de ejemplares.

      Un saludo y gracias por tu aportación.

  2. Que agonía leer cosas cómo estas, que entiendo son realistas, pero me da mucha rabia la manera en la que esta redactado. Y me desmoraliza totalmente y no por otra cosa, sino por que me encantaría publicar lo que he escrito y parece una labor imposible y escritos cómo este, si bien tienen una gran dosis de realidad, también son muy negativos. Y me transmite algo muy elitista y poco alentador.

    • Buenos días, Sofía:

      Al contrario de lo que pueda parecer, este artículo no pretende desalentar sino al contrario, queremos ir añadiendo información a los autores que desconocen el cómo funciona la industria editorial a fin que no se lleven decepciones y sepan qué posibilidades existen a fin de decidirse a la hora de publicar sus obras y darlas a conocer. De hecho, para alentarte, si envías un mensaje a gestora@eldesvandelasletras.com, solicitando el libro en PDF: Cómo escribir y publicar un libro sin morir en el intento, te lo haré llegar. El problema a la hora de publicar es el canal de distribución y las librerías, esa es la guerra diaria de las editoriales… Quisiera alentarte para que sigas escribiendo y desde luego, algo es claro: si se trabaja, se potencia las capacidades y se adquieren las herramientas y los conocimientos necesarios, pocas cosas son imposibles. Ánimo pues.

Deja un comentario